martes, 26 de septiembre de 2017

Recopilatorio de recetas del Reto de La Marquesa de Paraberes

Aunque este reto no está activo en la actualidad, para mi ha sido uno de los retos donde más recetas tradicionales y con los sabores de siempre, he visto y en las que en casi todas las ocasiones he participado. Quiero hoy con esta entrada rendirle homenaje a la Marquesa de Paraberes por haber sido pionera en estos temas de gastronomía escrita, y a mi amiga Estela, del blog Mi Dornillo, darle las gracias por ser la fundadora del reto, y que yo gracias a ella descubrí. Es una pena que durara tan poco, porque tenía unas recetas estupendas y caseras, pero estoy segura que tarde o temprano volveremos a la carga y lo intentaremos de nuevo.
Pinchando en el enlace correspondiente de cada plato podemos acceder a la receta completa.


Torta a la mallorquina


Cola de merluza estofada


Carne de membrillo


Calamares a la malagueña



Plum cake


Pollo al curry


domingo, 24 de septiembre de 2017

Panecillos de leche


Empezamos una nueva temporada del reto del Asaltablog, lo hemos cogido con tanta gana que nos ha sabido a poco, también me ha servido para descubrir el blog de Laura.
Con esta receta participo en el reto Asaltablog del mes de septiembre de 2017, este mes el blog asaltado es el de Laura Cardós, La cocina de lauriteles, y yo me decantado por estos ricos panecillos de leche. Laura espero que mi versión te guste, porque no soy una experta en hacer pan, pero cada vez que veo recetas de pan en alguno de los blog´s, me entran ganas de intentarlo y mejorar.

Ingredientes:

600 gr de harina de fuerza
60 gr de mantequilla
50 gr de azúcar
una cucharadita de sal
180 mililitros de agua
180 mililitros de leche
5 gr de levadura seca de panadería

Preparación en thermomix:

Pesamos la harina y la reservamos.
Ponemos en el vaso de la thermomix la leche, el agua, el azúcar y la mantequilla y prpgramamos 2 minutos a 37 grados y velocidad 1.
 Echamos la levadura y la mitad de la harina y amasamos 15 segundos en velocidad 6. Añadimos el resto de la harina y la sal y amasamos durante 3 minutos en velocidad espiga. Sacamos la masa del vaso, le damos forma de bola y la cubrimos con un paño de cocina y la dejamos reposar hasta que doble su volumen.
Si lo amasamos de forma tradicional, ponemos todos los ingredientes excepto la sal en un bol grande y amasamos con las manos, hasta que quede una masa uniforme. Añadimos la sal y amasamos durante varios minutos mas, le damos forma de bola, la cubrimos con un paño y la dejamos reposar hasta que doble su volumen mas o menos hora y media.



Precalentamos el horno a 200 grados.
Pasamos la masa a la mesa de trabajo y movemos con las manos para desgasificar. Dividimos la masa en porciones del tamaño deseado, (yo las hice de 70 gr aproximadamente) y hacemos pequeños bollos.












Los colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado



 y horneamos durante 15 minutos aproximadamente.










viernes, 22 de septiembre de 2017

Lentejas con berenjena asada


Después de las vacaciones, volvemos a los retos. Hoy 22 es el día de Color y Sabor de temporada, y la propuesta de Pilar han sido las moras y las lentejas. Me he decantado por las lentejas, porque aquí no es temporada de moras y una ensalada de lentejas, me apetecía mucho. Como siempre lo dejo para el último momento y casi no llego.
Las legumbres secas son platos exquisitos que tienen aromas del campo, calientan y satisfacen. Cocinándose con esmero se pueden convertir en platos deliciosos y baratos, muy reconfortantes para el invierno.
Las lentejas son muy ricas en proteínas. Durante siglos han sido alimento básico en muchas partes del mundo, dando lugar a exquisitas especialidades. Esta clase de cocina requiere tiempo y cuidado, pero da muchas satisfacciones y supone un desafío y tener mucha imaginación para convertir las vulgares legumbres cotidianas en la comida deliciosa que puede ser y para muestra esta ensalada que os la recomiendo, no os dejará indiferentes.

Ingredientes:

2 berenjenas medianas
2 cucharadas de vinagre de vino tinto
200 gr de lentejas
3 zanahorias pequeñas peladas
2 ramas de apio 
1 hoja de laurel
3 ramas de tomillo
1/2 cebolla blanca
3 cucharadas de aceite de oliva + un chorrito para aliñar
12 tomates cherry cortados por la mitad
1/2 cucharadita de azúcar moreno
1 cucharada de perejil picado
2 cucharadas de yogur natural
sal y pimienta

Preparación:

Cortamos las berenjenas por la mitad, les hacemos unos cortes y las asamos en el horno durante 20 minutos, (yo las he asado en el microondas a 700 vatios durante 5 minutos). Una vez asadas, les quitamos la piel, las ponemos en un colador y las dejamos escurrir durante 15 minutos mínimo, y a continuación las ponemos en un bol, salpimentamos y rociamos con media cucharada de vinagre.














Ponemos las lentejas en una cazuela mediana, cortamos una zanahoria y la mitad de una rama de apio en trozos, las introducimos en la cazuela y añadimos la hoja de laurel, el tomillo y la cebolla. Cubrimos con agua y hervimos a fuego durante 25 minutos o hasta que las lentejas estén blandas. Colamos en un colador y retiramos la zanahoria, el apio, la hoja de laurel, el tomillo y la cebolla, ponemos las lentejas en un bol, añadimos el resto del vinagre, dos cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta, mezclamos bien y reservamos.















Cortamos el resto de la zanahoria y el apio en dados, mezclamos con los tomates, el resto del aceite, el azúcar y una pizca de sal y salteamos durante unos minutos hasta que las verduras estén tiernas. 


Las añadimos a las lentejas junto con el perejil picado, mezclamos bien, probamos y corregimos de sal. Repartimos las lentejas entre los platos. Añadimos un par de cucharadas de berenjena en el centro y por último, condimentamos con una cucharada de yogur por encima. Aliñamos con un chorrito de aceite.



miércoles, 20 de septiembre de 2017

Mermelada de pomelo con moscatel y jengibre



Cuando Toñi nos propuso para este reto hacer mermeladas o compotas, me llevé una gran alegría porque es la primera vez me parece fácil, pero al mismo tiempo me dije: no puedo hacer una mermelada cualquiera, tengo que sorprender a Toñi y espero haberlo conseguido. Cuando la estaba haciendo no estaba muy segura de si estaría comestible y esperé a que se enfriara para probarla, me fuí a dormir tranquila, porque estaba deliciosa, tiene un puntito amargo que la hace diferente.
El pomelo rosa es un cítrico con suficientes propiedades saludables para el cuerpo como para incluirlo en nuestra dieta. La forma más frecuente de consumirlos es en zumos. Puede utilizarse de otras muchas maneras. El sabor ácido de los gajos de pomelo imprime carácter a ensaladas. Con endibias, aguacates o berros también se utiliza en la elaboración de sorbetes, granizados y mermeladas.
Con esta receta participo en el reto Desafío en la Cocina del mes de septiembre de 2017.

Ingredientes:

Un kgr de pomelos sin piel
750 gr de azúcar
100 mililitros de vino moscatel
una cucharadita de jengibre rallado
botes de cristal para envasar

Preparación:

Cortamos los pomelos en rodajas muy finas, con la ayuda de un cuchillo bien afilado.
Hervimos las rodajas de pomelo con el vino moscatel durante 30 minutos.


Tapamos la olla y dejamos reposando durante toda la noche.


Al día siguiente, ponemos la mezcla a hervir, añadimos el azúcar y la cucharadita de jengibre y cocemos durante 30 minutos removiendo de vez en cuando.



Si no te gusta encontrar tropezones en la mermelada, trituramos durante unos minutos.con la batidora o la pasamos por un pasapurés.
Echamos la mermelada en botes esterilizados y los dejamos enfriar tapados boca abajo durante 24 horas. Si queremos que la mermelada nos dure mucho más tiempo (meses), ponemos los botes rellenos de mermelada en una olla con agua y que hiervan durante 20 minutos y los dejamos enfriar dentro de la olla con el agua.






Para ver el resto de recetas participantes pincha en este enlace:







lunes, 18 de septiembre de 2017

Buñuelos de la ruleta



El buñuelo según la Wikipedia, es una masa de harina que se fríe en abundante aceite. La masa puede mezclarse con agua, leche, huevo o levadura. Pueden llevar un relleno que puede ser dulce o salado, por ejemplo manzana o pescado. En España se consumen buñuelos prácticamente en todas las Comunidades Autónomas, con variantes en cada una de ellas. Yo los he adaptado como tortitas con maíz y francamente el resultado ha sido estupendo.

Ingredientes para 4 personas:

3 huevos
120 mililitros de leche de coco
100 gr de harina con levadura
30 gr de harina de maíz
una cucharadita de comino molido
una cucharadita y media de cilantro molido
1/2 cucharadita de cúrcuma molida
3 cucharadas de semillas de cilantro tostadas y ligeramente chafadas
225 gr de calabaza violín pelada y rallada
300 gr de granos de maíz
3 cebolletas cortadas en rodajas finas
15 gr de cilantro picado
1/2 chile rojo sin semillas cortado fino
150 gr de pimientos de padrón
250 mililitros de aceite para freír
1 cucharadita y media de sal
1/2 cucharadita de pimienta negra molida

Preparación:

Colocamos los ocho primeros ingrediente, incluyendo las semillas de cilantro en un cuenco grande, junto con una cucharadita de sal y un pellizco generoso de pimienta negra molida. Trituramos hasta obtener una pasta sin grumos, (yo he utilizado Thermomix).


Añadimos la calabaza, el maíz, las cebolletas, el cilantro y el chile y mezclamos bien.



Echamos suficiente aceite en una sartén mediana y lo calentamos a fuego vivo. Echamos tres cucharadas de la pasta en el aceite y freímos durante 2 minutos. Colocamos un pimiento ejerciendo una ligera presión sobre el buñuelo y continuamos friendo un minutos más. Le damos la vuelta y dejamos en el fuego otros tres minutos hasta que se dore.
Colocamos en un plato con papel de cocina y mantenemos calientes mientras se sigue con el resto de la masa.


Servir los buñuelos calientes.




sábado, 16 de septiembre de 2017

Tarta de piña con crema de almendra


Sorprender a familiares y amigos con un postre realizado en casa es una de las agradables tareas de quien ama la cocina, no en vano, la repostería proporciona, también, el placer de comer con los ojos. Un postre bien preparado puede ser el genial colofón de una excelente comida.
La piña dulce, sabrosa y jugosa, esta popular fruta tropical es apreciada tanto por sus propiedades como por su versatilidad en la cocina. En los postres combina bien con cremas y licores.

Ingredientes para 4 personas:

6 rodajas de piña en conserva
100 gr de azúcar
100 gr de mantequilla
un paquete de pasta brisa

Ingredientes para la crema de almendra:

100 gr de almendras molidas
50 gr de azúcar
un huevo
un bote de nata
3 cucharadas de ron

Preparación:

Forramos un molde para tartas con la masa brisa y pinchamos el fondo varias veces con un tenedor. La cocemos durante 20 minutos con el horno precalentado a 180 grados.





Cortamos las rodajas de piña en dados. Fundimos la mantequilla con el azúcar y antes de que se caramelice, rehogamos la piña durante unos minutos.


La dejamos enfriar y la extendemos sobre la tarta.


Batimos el huevo con el azúcar hasta que esté cremoso, añadimos las almendras, el ron y la nata y lo vertemos sobre la piña.



Cocemos la tarta a horno suave unos 20 minutos.