viernes, 22 de mayo de 2015

Tarta de calabaza

Con esta receta participo en el Reto de Color y Sabor de Temporada del mes de Mayo, yo como ingrediente he elegido la calabaza.
Esta hortaliza, que tiene numerosos efectos beneficiosos sobre el organismo, puede ser la protagonista de una gran variedad de recetas. La calabaza pertenece a la misma familia que frutas como la sandía o el melón (cucurbitáceas), y hortalizas como el pepino y el calabacín. Las variedades de otoño e invierno presentan mejores cualidades para ser cocinadas que las de verano. Para combatir el frío, una excelente opción es consumirla en forma de crema. Yo en esta ocasión he optado por la repostería, eligiendo una rica tarta de crema de calabaza dulce.


Ingredientes para la masa:

200 gr de harina
100 gr de mantequilla
80 gr de azúcar
un huevo
una pizca de sal
una cucharadita de canela

Ingredientes para el relleno:

300 gr de calabaza limpia de piel y de semillas
60 gr de azúcar moreno
2 huevos grandes
40 gr de azúcar blanca
2 clavos de olor
una pizca de nuez moscada
una pizca de jengibre
un vasito de nata (100 ml)

Ingredientes para el glaseado:

70 gr de mermelada de albaricoque
2 cucharadas de agua

Preparación:

Preparar la masa uniendo la harina, el azúcar, la sal y la canela. Añadir la mantequilla a temperatura ambiente y poco a poco el huevo batido. Mezclar con la punta de los dedos sin amasar mucho. Envolver en papel de plástico y dejarla reposar durante 30 minutos en el frigorífico.


Cortar en trozos la calabaza y cocerla en un vaso de agua junto al azúcar moreno, hasta que esté blanda. Colarla y dejarla enfriar.
Mezclar en la batidora la calabaza, los huevos, el azúcar, las especias y la nata líquida, batir todo hasta conseguir una crema homogénea.
Precalentar el horno a 200 grados.
Extender la masa con el rodillo y forrar un molde. Pinchar el fondo con un tenedor, cubrir con papel de horno y poner unas legumbres por encima.


Hornear durante 10 minutos. Retirar las legumbres y el papel y verter la crema de calabaza encima. Volver a meter al horno y mantenerlo a 190 grados durante 30 o 35 minutos (hasta que se cuaje la crema).
Sacar del horno y dejar reposar. 
Cocer la mermelada con el agua durante un par de minutos, colarla y extender este glaseado sobre la tarta.




6 comentarios:

  1. ¡Qué buena Catina! Me ha recordado mucho a la tarta de calabaza americana aunque con algunos toques muy originales como pincelarla con mermelada

    ¡Feliz y dulce finde!

    ResponderEliminar
  2. Una tarta deliciosa y de lo más sabrosa Catina!!! Te ha quedado perfecta, y el toque del glaseado es ideal...
    Buen finde.
    Un bst.

    ResponderEliminar
  3. hola!! tomando nota porque solo la hice una vez y fue en plan bizcocho normal y corriente, se ve prreciosa!

    ResponderEliminar
  4. catinaa que de postrecitos ricos has puesto estos dias. buenisimos!! besitos

    ResponderEliminar
  5. y bien rica que tiene que estar!! me llevo un trozo, Bs.

    ResponderEliminar
  6. Qué tarta tan bonita!! Me encantan las tartas de calabaza porque además son de lo más vistosas y a todo el mundo gusta Un beso

    ResponderEliminar