últimos Post publicados

Kanelbulle

junio 12, 2024


Estos sencillos panecillos de canela (o Kanelbulle, como los llaman los suecos), constituyen uno de los dulces más famosos asociados a Suecia, donde incluso se celebra el día del Kanelbulle el 4 de Octubre. El cardamomo de la masa aporta un toque especiado al dulzor general del bollo. Recubiertos de almendras y azúcar son perfectos para acompañar el café de media mañana (o fika, como se dice en Suecia).

Ingredientes:

Para la masa:

450 gr de harina de fuerza
210 gr de leche entera
1 huevo
75 gr de mantequilla
75 gr de azúcar
15 gr de levadura fresca
4 gr de sal

Para el relleno:

70 gr de mantequilla
70 gr de azúcar moreno
2 cucharadas de canela

Para decorar:

1 huevo batido
azúcar perlado y/o almendra granulada

Preparación:

Yo he preparado la masa en la Thermomix. Ponemos la leche, el azúcar y la mantequilla y programamos 1 minuto, 37 grados velocidad 4. Añadimos el huevo, la levadura y mezclamos 20 segundos en velocidad 3. Incorporamos la harina y la sal, mezclamos 30 segundos en velocidad 6, y a continuación programamos 3 minutos en velocidad espiga y comprobaremos que se forma una bola lisa, dejamos subir la masa dentro del vaso hasta que esta doble su volumen mas o menos (dos horas aproximadamente).
Pasado este tiempo bajamos la masa con la espátula y programamos un minuto en velocidad espiga.
Sacamos la masa del vaso y la colocamos en una superficie de trabajo enharinada. 


Mientras procedemos a preparar el relleno, mezclando la mantequilla derretida en un cazo, sin que llegue a freírse con el azúcar y la canela, mezclamos bien y reservamos. Volvemos a la masa que la extendemos con el rodillo hasta conseguir un cuadrado de 40x40 mas o menos.

Extendemos la mezcla del relleno sobre la superficie.



Doblamos la masa en tres de forma de triptico. 











Cortamos tiras por la parte mas corta hasta terminar la pasta. 


Con cada tirita de masa que tenemos cortada, daremos forma a un rollito. 
Para formar los Kanelbulle, tenemos que coger una tira de masa respetando la doblez y retorceremos sobre si misma dándole forma de espiral. Luego la enrollamos sobre si misma, cuidando de que los extremos queden bien metiditos hacia abajo.












Vamos depositando los bollitos sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, dejamos reposar media hora para que aumenten un poquito su volumen, mientras tanto habremos puesto a precalentar el horno a 200 grados. 


Pasado el tiempo de reposo metemos la bandeja en el horno durante 10 minutos aproximadamente (hasta que empiecen adorarse), sacamos del horno y dejamos enfriar, quedando listos para servir. 


Bocaditos de mejillón

mayo 31, 2024



Para este evento en el Reto Tus Recetas se ha elegido como ingrediente los mejillones en escabeche.
Los mejillones en escabeche son un alimento en conserva que contienen 11,81 gramos de proteínas, 2 gramos de carbohidratos, 2,50 gramos de grasa y 2 gramos de azúcar por cada 100 gramos, aportando 77,70 calorías a la dieta. Entre sus nutrientes también se encuentran las vitaminas B12, A, B3 y B7. Este alimento, pertenece al grupo de las conservas de marisco y derivados.
Para este reto he cocinado estos bocaditos de mejillón que la verdad están exquisitos y son un aperitivo novedoso.

Ingredientes:

1 lata de mejillones en escabeche
4 patatitas cocidas
mayonesa
cebollino

Preparación:

Cocemos las patatas con su piel, las dejamos enfriar, las pelamos y las cortamos por la mitad.

Mezclamos tres cucharadas de mayonesa, con parte del caldo de la lata de mejillones.


Cubrimos cada una de las mitades de patata con la mezcla de mayonesa, y colocamos encima de cada una de ellas un mejillón ensartado en un palillo. Espolvoreamos por encima con cebollino picado







Ajotomate

mayo 24, 2024

Ya sabéis los seguidores de mi blog que me gusta mucho enseñaros recetas de nuestra gastronomía murciana. A la cocina murciana se la conoce por "sus hechos" y estos hechos son los que yo siempre que me sea posible propagaré para que no queden en el olvido. El ajo tomate es una de esas recetas que yo veía en mi casa y que todavía no había publicado. El otro día un seguidor de mi blog me preguntó si tenía la receta  y aquí la tenéis con unos buenos tomates de la huerta y bien fresquito es un estupendo entrante para el verano.

Ingredientes:

1 tomate grande y maduro
3 tomates medianos duros (como para ensalada)
3/4 dientes de ajo
aceite
vinagre
sal
comino

Preparación:

Pelamos el tomate maduro y su carne la majamos en un mortero con aceite, vinagre, sal y los dientes de ajo previamente machacados.

Los otros tres tomates los cortamos a cascos y los mezclamos con el majado anterior en una ensaladera o cazuela de barro, corregimos de sal si es necesario y le añadimos al conjunto un poco de comino.

Serviremos fresco. 

Papas arrieras

mayo 19, 2024


En el reto Homenajeblogde la mano de Elvira del blog AsisecomeenGranada y de Estela del blog Mi dornillo, La cocina de Estela, este mes se homenajea al blog Sopaypilla, que administra Irma, donde tiene infinidad de recetas estupendas, por lo que cuesta mucho decidirse. Me hubiera gustado hacer alguna más, pero este mes tengo muchísimas cosas y no tengo tiempo. Tengo unas cuantas guardadas para hacerlas en verano, que espero esté todo mas tranquilo. La receta que he elegido, nos encantó y la voy a repetir muchas veces. Irma me ha encantado pasar por tu cocina y deseo que disfrutes mucho con este homenaje.

Ingredientes:

4 patatas
1 cebolla
12 gambas rojas (o langostinos)
alioli
4 dientes de ajo
aceite de oliva virgen extra
sal y pimienta.

Preparación:

Pelamos y cortamos las patatas en rodajas de medio centímetro, salpimentamos.
Ponemos una sartén al fuego con aceite y freímos las patatas junto a la cebolla cortada en juliana. Cuando estén bien fritas, las ponemos a escurrir en papel de cocina.


Cortamos los ajos en rodajas, y los freímos en aceite. Cuando los veamos doraditos, añadimos las gambas (sin piel ni cabeza), peladas, y cocinamos un par de minutos.



El alioli lo he comprado hecho.
Para montar el plato, ponemos el frito de patatas y cebolla en el fondo del plato, encima el alioli y por último las gambas al ajillo con un poco de su aceite por encima. 






Alcachofas marineras

mayo 13, 2024

Las alcachofas son los capullos sin abrir de un cardo, de gusto sabroso y un poco amargo. De las alcachofas jóvenes, se pueden comer las hojas enteras, de las mas crecidas, se recortan las hojas en un tercio, ya que las puntas están un poco duras y fibrosas. En la cocina elaborada, los fondos de alcachofa se sirven normalmente rellenos, tanto fríos como gratinados. La mejor época es en primavera y en otoño. Las alcachofas se consumen cocidas con diferentes salsas o una vinagreta. Los capullos más grandes pueden prepararse rellenos con carne picada, arroz o mariscos y hornearse.

El condimento más apropiado para las alcachofas es el zumo de limón.

Ingredientes:

12 alcachofas
500 gr de almejas (pueden ser chirlas)
2 dientes de ajo
harina
1 limón
vino blanco
aceite y sal

Preparación:

Eliminamos las puntas exteriores y los tallos de las alcachofas, las cortamos por la mitad, las frotamos con limón y las ponemos a cocer durante 15-20 minutos en agua con sal. Las escurrimos sobre papel de cocina o paño, para que pierdan el exceso de agua.

Ponemos a calentar aceite en una sartén y cuando esté caliente doramos los dientes de ajo pelados y fileteados sin que tomen demasiado color.

Añadimos las almejas y tapamos la sartén para que se abran a fuego vivo.


Llenamos un vaso con agua y vino blanco a partes iguales, le echamos una cucharada colmada de harina y mezclamos bien este líquido. Lo vertemos sobre las chirlas, removemos, y ahora incorporamos las alcachofas y dejamos al fuego hasta que la salsa espese.


Servimos caliente.


Pan de viena, panecillos

mayo 04, 2024


El pan de Viena es un tipo de pan que se produce según un método desarrollado en Viena (Austria) en el siglo xix. Contiene harina, agua, sal, levadura, azúcar y leche. Su costra es muy fina y brillante, su masa es de tipo abriochado y se usa vapor de agua en el proceso de cocción. Su miga es suave, fina y esponjosa, pero ligeramente dulce.

El pan de Viena se elabora típica pero no necesariamente en piezas oblongas. Lo que se llama tradicionalmente «pan de Viena» es un conjunto de productos de panadería austríaca que comprende panes de trigo, de centeno o la mezcla de ambos, varios tipos de panecillos individuales y muchos productos dulces elaborados principalmente con harina. Ante el auge de estos panes de sabor suave y masa blanca, sin la acidez ni la costra dura de los panes más comunes entonces, los panaderos vieneses aprovecharon la Exposición Universal de Viena de 1873 para explicar y demostrar a sus visitantes cómo elaboraban sus productos. Con el paso del tiempo, el pan de Viena, al igual que la baguette francesa, ha pasado a ser una barra de pan abriochado con una fina costra lustrosa, que contiene azúcar, leche y a veces mantequilla.

Ingredientes:

550 gr de harina
150 mililitros de agua
100 mililitros de leche
20 gr de levadura fresca
20 gr de mantequilla
1 cucharadita de azúcar
8 gr de sal

Preparación:

Lo primero que hacemos es diluir la levadura en un cuenco con el agua y la leche. A continuación ponemos la harina en un bol, añadimos la mezcla anterior, la mantequilla, el azúcar y la sal, mezclamos bien con una cuchara o lengua (y si lo necesitamos usaremos las manos bien limpias para amasar), hasta que no se vea la harina, tapamos con papel film y dejamos que repose durante 3 horas al menos a temperatura ambiente. También podemos guardarla en el frigorífico durante la noche para trabajarla por la mañana. 

Precalentamos el horno a 190 grados.

Pásala a la mesa de trabajo enharinada, chafamos la masa para extenderla y la cortamos en 8 trozos iguales. 

Hacemos una bola con cada uno de los trozos y después las vamos estirando con las manos de modo que le demos la forma de panecillo. 

Ponemos los panecillos sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno, y dejamos que fermenten hasta que doblen su volumen. 

Practicamos unos cortes en diagonal sobre cada panecillo con una cuchilla o cutex (con algo que tenga buen filo). 


Metemos al horno y los mantenemos durante 20 minutos aproximadamente, hasta que veamos que toman color. 

Sacamos del horno y dejamos que se enfríen.


 



 


ESPECIAL ESTA SEMANA

 
Copyright © La cocina de Catina. Diseñado con por Las Cosas de Maite