últimos Post publicados

Ensalada de remolacha con naranja, queso de cabra y avellanas

mayo 22, 2019


Esta es una ensalada rica y fresca, con ingredientes de temporada y queso de cabra que le pone el puntito de sabor que la hace diferente. La remolacha tiene un color rojizo característico que pone una nota de color en la cocina, en este caso en la ensalada. Es un tubérculo que se puede adquirir fresco o en conserva durante todo el año y que junto a una fruta como en este caso la naranja, constituye un cóctel muy nutritivo.
Con esta ensalada participo en el reto de Color y Sabor de Temporada de mayo de 2019

Ingredientes:

4 remolachas cocidas
150 gr de hojas de ensalada variada
un puñado de hojas de menta fresca
2 naranjas peladas y cortadas en gajos
200 gr de queso de rulo de cabra cortado en rodajas
50 gr de avellanas tostadas

Ingredientes para el aliño:

4 cucharadas de vinagre balsámico
4 cucharadas de miel
una pizca de mostaza en polvo
4 cucharadas de aceite de oliva
sal y pimienta negra recién molida

Preparación:

Cortamos la remolacha en rodajas de un centímetro de grosor.
Para el aderezo, mezclamos el vinagre, la miel, la mostaza y el aceite de oliva con sal y pimienta al gusto. La manera más fácil que yo he encontrado de hacerlo es meter todos los ingredientes en un frasco con tapa de rosca, cerrarlo y agitarlo bien.
Ponemos las hojas de ensalada y menta en un bol grande y añadimos un poco de aderezo. Repartimos las hojas aliñadas en 4 platos hondos y añadimos los gajos de naranja y los trozos de remolacha, colocándolos por debajo y por encima de las hojas, de modo que queden bien repartidas. Colocamos  encima la rodaja de queso de cabra y esparcimos las avellanas. Rociamos con el resto del aderezo, espolvoreamos con sal y pimienta y queda listo para servir.



Reto Color y Sabor de Temporada

Tarta mousse napolitana

mayo 20, 2019


Con esta tarta participo en el 7º cumpleaños del Reto Desafío en la Cocina, deseando que este reto dure muchos años más. Aunque yo no estoy en él desde el principio, es con el reto que más he aprendido y con el que más me divierto. Gracias, Carolina, Mari Luz, Mª Antonia, Rocio y a las hermanas Calmini por hacerlo posible. Felicidades!!!

Ingredientes Para la base:

170 gr de galletas
75 gr de mantequilla sin sal

Ingredientes para la mousse de fresa:

5,5 gr de gelatina en polvo sin sabor
30 mililitros de agua fría
170 gr de fresas
50 gr de azúcar
140 gr de nata

Ingredientes para la mousse de vainilla:

5,5 gr de gelatina en polvo sin sabor
30 gr de agua fría
170 gr de yogur natural
50 gr de azúcar
140 gr de nata
1 cucharadita de extracto de vainilla

Ingredientes para la mousse de chocolate:

3,5 gr de gelatina en polvo sin sabor
30 gr de agua fría
125 gr de chocolate negro
200 gr de nata

Ingredientes para la decoración:

nata montada o crema chantilly
chocolatinas
fresas

Preparación:

La tarta la he montado en un molde de 18 centímetros. Si el molde que vasa emplear es de metal y con fondo móvil, hay que cubrir la base con papel de horno y las paredes con láminas de acetato. Si el molde es silicona desmontable, nos saltamos este paso.
Para hacer la base de la tarta, trituramos las galletas, incorporamos la mantequilla derretida y trasladamos esta mezcla al molde, presionando la base hasta conseguir una superficie plana. Reservamos en el frigorífico.


Para cada una de las mousses, mezclamos la gelatina en polvo correspondiente con el agua fría para hidratarla. Dejamos que repose un mínimo de 10 minutos.
Para hacer la mousse de fresa, trituramos las fresas con el azúcar, para la mousse de vainilla, mezclamos el yogur con el azúcar y el extracto de vainilla y, para la de chocolate, derretimos el chocolate con 1/3 de su nata correspondiente. Reservamos.
A continuación, batimos por separado (2-3 minutos a velocidad media-alta) las raciones de nata de cada mousse. La nata tiene que estar fría y quedarse a medio montar para que las mezclas queden suaves.
Luego, derretimos cada una de las gelatinas hidratadas en el microondas y mezclamos con su correspondiente sabor (fresas trituradas, yogur con vainilla y chocolate derretido). Incorporamos la nata que le corresponda a cada mezcla poco a poco y con movimientos envolventes. Es muy importante que se hagan todas las mezclas justo antes de montar la tarta para que ninguna mousse se cuaje antes de tiempo.


Para hacer las capas de la tarta, vertemos las mousses justo en el centro del molde. Empezamos por la mousse de chocolate, pero no verteremos toda, reservaremos una pequeña cantidad para después. Vertemos ahora la mousse de vainilla y reservamos igualmente una cantidad más grande que la anterior. Vertemos toda la mousse de fresa. Ahora ponemos encima y siempre en el centro la mousse de vainilla reservada y encima la mousse de chocolate que hemos reservado.
Para hacer el diseño de la superficie de la tarta, arrastramos un palillo de fuera hacia el centro, de manera que queden en 8 secciones. A continuación, hacemos 8 veces más del centro hacia fuera, pasando por el medio de las secciones anteriores. Refrigeraremos la tarta un mínimo de 4 horas.



Cuando la tarta haya cuajado, la sacamos del frigorífico. Repasamos las paredes con una espátula para despegarlas del molde. Desmoldamos y decoramos con nata montada o crema chantilly, fresas y chocolatinas.




La tarta la conservaremos refrigerada.



Podéis ver el resto de recetas participantes en este reto pinchando en este enlace.

Chuletas de cerdo en papillote

mayo 15, 2019


Cocinar en papillote nos proporciona un plato con todos los sabores y jugos, para ello necesitamos pocos elementos. La técnica consiste en cocinar el género principal dentro de un envoltorio como el papel de aluminio, papel sulfurizado, etc. al que le habremos puesto un poco de aceite o grasa para evitar que se peguen los alimentos, acompañado de la guarnición y condimentos. Cerramos bien el paquete y podemos hacerlo en sartén o al horno (la mejor opción).

Ingredientes para 4 personas:


4 chuletas de cerdo
3 cucharadas de aceite de oliva
2 calabacines en rodajas muy finas
200 gr de champiñones, partidos en rodajas finas
4-8 cebolletas o 1 cebolla muy picada
sal, pimienta negra recién molida
un pellizco de hierbas

Preparación:

Precalentamos el horno a 190 grados.
Ponemos a calentar una sartén con el aceite, y cuando esté caliente añadimos las chuletas y dejamos que se doren por los dos lados con fuego vivo. Las retiramos del fuego y le quitamos el exceso de grasa.


Mezclamos los champiñones, los calabacines y las cebollas nuevas.
Cortamos 4 cuadrados de papel de aluminio, cada uno suficientemente grande para envolver holgadamente una chuleta. Dividimos la mezcla de verduras en 8 porciones.
Colocamos una porción en cada cuadrado de papel de plata y disponemos las chuletas encima.


Sazonamos generosamente con sal y pimienta y espolvoreamos las hierbas. Rematamos con el resto de verduras.
Envolvemos las chuletas y la verdura en los papeles para hacer unos paquetitos bien formados y los colocamos en una bandeja de horno.


Horneamos durante 45 minutos, o hasta que las chuletas se hayan hecho bien.


Servir inmediatamente las chuletas sobre los papeles de plata, (al servir las chuletas en el papel de plata del horno conseguiremos que lleguen muy calientes a la mesa y que hayan retenido todo el jugo).


En lugar de las hierbas secas, podemos utilizar cualquiera de las hierbas frescas de temporada, como el tomillo, romero o salvia.

Pan integral

mayo 11, 2019


El pan integral, también conocido como pan moreno, está compuesto por harina no refinada, sal agua y levadura activa. #ElPanPerfecto. Cada vez son más los expertos que aconsejan incluir el pan integral en nuestra dieta, debido a que en su composición contiene una gran cantidad de fibra, vitaminas y minerales, todo ello beneficiosas para la salud.
Los expertos en nutrición aconsejan que los hidratos de carbono deben constituir el 50-60 % de nuestra comida diaria. Para ello el pan es una excelente fuente donde poner obtenerlos gracias a uno de sus componentes: el almidón.

Ingredientes:

140 gr de agua
140 gr de leche
30 gr de levadura fresca
25 gr de miel
20 gr de aceite de oliva
40 gr de nueces
15 gr de germen de trigo (opcional)
10 gr de semillas de lino (podemos utilizar otras semillas)
25 gr de girasol sin sal
400 gr de harina integral
2 cucharaditas de sal
2 cucharadas de leche para pintar el pan
nueces y pipas de girasol para decorar

Preparación con Thermomix:

Ponemos en el vaso el agua y la leche. Programamos 2 minutos, 37 grados, velocidad 1 para atemperar los líquidos. Añadimos la levadura y mezclamos 3 segundos a la misma velocidad.
A continuación añadimos la miel y el aceite, mezclamos otros 3 segundos en velocidad 1, a continuación las nueces y programamos 3 segundos en velocidad 7.
Por último añadimos el resto de los ingredientes, mezclamos 20 segundos en velocidad 6. A continuación programamos 3 minutos en velocidad espiga. Dejamos reposar la masa dentro del vaso durante 1 hora, hasta que haya doblado su volumen. Engrasamos un molde alargado de plum-cake, vertemos la masa, pintamos la superficie del pan con leche y adornamos con trozos de nueces y pipas de girasol.
Dejamos levar el pan en el molde cubierto con un paño durante 1 hora.


Precalentamos el horno a 180 grados.
Cuando el pan haya doblado su volumen lo introducimos en el horno durante 40 minutos.




Si no dispones de Thermomix, puedes cocinar este pan de forma tradicional.

Torrijas de leche de coco

mayo 10, 2019


Este mes las chicas del reto La Cocina TS, nos ha propuesto cocinar una receta TS con la premisa que no lleve leche de origen animal, para que aquellos que sean intolerantes o tengan alergia a la lactosa o a la proteína de la leche también puedan disfrutar de nuestra rica cocina sin peligro alguno. #sinlácteosTS

Ingredientes:

1 litro de leche de coco
la corteza de 1/2 limón
la corteza de 1/2 naranja
1 rama de canela
4 cucharadas de azúcar
1 barra de pan del día anterior
2 huevos
azúcar y canela para espolvorear

Preparación:

Ponemos la leche a hervir con las pieles de los cítricos, el azúcar y la rama de canela. Cuando empieza a hervir apagamos el fuego, la tapamos y dejamos infusionar hasta que esté templada.



Precalentamos el horno a 240 grados.
Partimos el pan en rebanadas, las ponemos en una fuente y las cubrimos con la leche una vez colada.


Dejamos empapar bien, las pasamos por huevo batido y las vamos colocando en la bandeja del horno cubierta con papel sulfurizado. 



Las espolvoreamos con azúcar y canela y las horneamos durante 7 minutos. Cuando estén las sacamos del horno y con cuidado de no quemarnos, las pasamos por la mezcla de azúcar y canela para que se caramelicen.



Si queréis ojear el resto de recetas participantes en este reto pinchad en este enlace.


Palomitas de caramelo

mayo 09, 2019



Hoy me estreno en un nuevo reto, CocinArte. Maria Ayala es la administradora de este evento. Consiste en ver un cuadro y cocinar algo que te inspire la pintura que estás viendo. Este mes es un cuadro impresionista de la autora Berthe Morisot


La verdad es que me ha sugerido varias recetas, pero al final me he decidido por estas palomitas de tonos suaves. Como veis en mi casa hay mucho arte, arte en la cocina y arte con los pinceles. Como este reto va de arte, espero que os guste el decorado que he puesto. Un cuadro impresionante de mi marido y esta preciosidad es mi hija Sonia que sirvió de modelo en esta y en otras muchas ocasiones. Ya veis que en mi casa no soy yo la única artista. Estoy en el reto gracias a Estela que me explicó de que iba la cosa, lo que no se es si podré participar todos los meses porque la verdad es que no tengo mucho tiempo.

Ingredientes para 2-4 raciones:

Para las palomitas:

6 cucharadas de aceite de oliva
50 gr de maíz para palomitas

Para el caramelo:

1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio para uso doméstico
1 pizca generosa de sal marina
100 gr de azúcar
1 sobre de vainilla azucarada
3 cucharadas de sirope de caramelo
1 cucharada de mantequilla

Preparación:

Precalentamos el horno a 60 grados y preparamos una bandeja cubierta con papel de hornear.
Para hacer las palomitas, calentamos el aceite en una olla grande. Cuando esté caliente echamos el maíz, lo removemos una sola vez y tapamos la olla. Cuando empiecen a saltar las primeras palomitas, reducimos el fuego y movemos la olla de vez en cuando.


Cuando dejen de saltar, retiramos la olla del fuego y colocamos las palomitas sobre la bandeja.


Desechamos el maíz que no se haya abierto y metemos las palomitas en el horno para mantenerlas calientes.
Para preparar el caramelo, primero mezclamos el bicarbonato con la sal.
En una olla grande ponemos el azúcar, la vainilla azucarada, el sirope de caramelo, la mantequilla y 2 cucharadas de agua y lo calentamos todo hasta que se derrita el azúcar. No tenemos que removerlo. Meneamos la cazuela una vez y dejamos que el azúcar se caramelice durante 5 minutos.


Retiramos la cazuela del fuego y añadimos el bicarbonato y la sal. Cuando la mezcla empiece a hacer un poco de espuma, echamos las palomitas dentro de la olla. Mezclamos todo bien hasta que todas las palomitas estén cubiertas de caramelo.


Volvemos a poner las palomitas en la bandeja separadas entre sí, las dejamos enfriar y podemos conservarlas en un recipiente cerrado herméticamente.





ESPECIAL ESTA SEMANA

 
Copyright © La cocina de Catina. Diseñado con por Las Cosas de Maite