últimos Post publicados

Bollos de pasas y canela

marzo 22, 2019


Este mes para el reto de Color y Sabor de Temporada, me he decantado por las pasas. Pilar nos propuso las pasas y las patatas, y aunque yo he elegido las pasas me he quedado con muchas ganas de hacer alguna receta de patatas, pero el tiempo no me da para más.
Las pasas son unas uvas secas y contienen un alto porcentaje de antioxidantes, aunque una vez secas bajan en vitamina C con respecto a la fruta fresca de las uvas. No contienen colesterol.
Se producen en muchos países y pueden comerse crudas o emplearse en platos salados, pasteles y repostería. Podemos tomarlas como aperitivo, son nutritivas y ricas en fibras dietéticas. Si queréis ver otros postres deliciosos os invito a pinchar en este enlace http://bizcochodenaranja.com
Con esta receta participo en el reto de Color y Sabor de Temporada de marzo de 2019.

Ingredientes para la masa:

300 gr de harina de fuerza
una pizca de sal
10 gr de levadura fresca
125 gr de leche
30 gr de azúcar
ralladura de 1/2 naranja
25 gr de mantequilla
un huevo para pincelar

Ingredientes para el relleno:

75 gr de pasas
65 gr de azúcar moreno
una cucharadita de canela
100 mililitros de licor de naranja
20 gr de mantequilla
100 gr de agua

Preparación del relleno:

En un ponemos las pasas, el licor, el agua y 10 gr de azúcar moreno, removemos y dejamos macerar durante unas horas.
Aparte mezclamos los 55 gr de azúcar restantes y la canela y reservamos.

Preparación de la masa:

En un cuenco mezclamos la harina y la sal. Deshacemos la levadura y mezclamos todo bien, añadimos poco a poco la leche tibia y seguimos removiendo la masa ( en el robot se hace estupendamente con las varillas de amasar), añadimos el huevo ligeramente batido con el azúcar y la ralladura de naranja. Seguimos amasando para que se mezclen bien todos los ingredientes, cuando la masa esté ligada añadimos la mantequilla en trozos pequeños.


Seguimos a masando hasta conseguir una masa lisa. La tapamos con un paño de cocina y la dejamos reposar hasta que duplique su volumen inicial.



Desgasamos la masa y la dejamos reposar durante 10 minutos más. Estiramos la masa muy fina formando un rectángulo sobre la mesa de trabajo ligeramente enharinada. Derretimos la mantequilla y pintamos la masa con ella, espolvoreamos la mezcla de pasas escurridas junto con los azúcares y la canela. Enrollamos la masa sobre si misma, cortamos rodajas de un centímetro y las vamos colocando sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado, los pintamos con huevo batido espolvoreamos con azúcar y dejamos reposar una hora más.




Precalentamos el horno a 200 grados con calor arriba y abajo y horneamos durante 12 minutos hasta que los veamos dorados. los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.










Tarta Selva Negra

marzo 20, 2019

Cada 20 de cada mes nos encontramos en el reto "Desafío en la Cocina", este mes Carolina nos ha puesto de deberes una maravillosa tarta Selva Negra. Este tipo de postres se convirtió en un clásico en la década de 1970. época en la que se servía en todos los restaurantes y se vendía en todas las pastelerías. Es de origen alemán de la zona de la Selva Negra. Tanto su aspecto como su sabor son extraordinarios.
A simple vista parece una tarta difícil de hacer, pero para nada. Para mí lo más complicado ha sido elaborar el envoltorio, pero porque me gusta investigar y hacer cosas nuevas. El papel de acetato ha sido todo un descubrimiento para mí y como se puede apreciar en la foto no me ha salido muy bien, pero no había tiempo para repetir, también hubiera sido más sencillo envolver con rosetas de nata, pero yo soy así, casi siempre tiro por lo más difícil. Los niños y yo hemos disfrutado mucho con este reto y no han dejado ni las migas.
Con esta receta participo en el reto de Desafío en la Cocina del mes de marzo de 2019.

Ingredientes para el bizcocho:

6 huevos
180 gr de azúcar
130 gr de harina
50 gr de cacao en polvo
una cucharadita de levadura royal

Ingredientes para el jarabe de azúcar:

100 gr de azúcar
100 mililitros de agua
40 mililitros de Kirsch (licor de cerezas)

Ingredientes para el relleno y para decorar:

500 mililitros de nata para montar
1/2 sobre de cuajada para montar la nata
50 gr de azúcar glas

Ingredientes para la decoración:

60 gr de cerezas maceradas
15 mitades de cerezas para decorar
100 gr de chocolate blanco
400 gr de chocolate negro (70% de cacao mínimo)
una tira de papel de acetato de 10 centímetros de ancho (lo bastante larga para cubrir el perímetro de la tarta)

Preparación:

Precalentamos el horno a 170 grados.
Engrasamos un molde redondo de 22 centímetros. Batimos los huevos hasta que empiecen a aumentar de volumen, añadimos poco a poco el azúcar hasta que la mezcla doble su volúmen.
Tamizamos la harina, la levadura royal y el cacao en un cuenco y lo incorporamos a la mezcla de huevo, y batimos suavemente.
Vertemos la mezcla en el molde y dejamos cocer en el horno precalentado durante 25-30 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro, éste salga limpio.
Sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar en el molde durante 10 minutos antes de desmoldarlo sobre una rejilla.


Para preparar el jarabe de azúcar llevamos el azúcar y el agua a ebullición en un cazo, hasta que se disuelva bien el azúcar, lo retiramos del fuego, le añadimos el Kirsch y lo dejamos enfriar. 
A continuación preparamos la crema chantilly. Para preparar esta crema tanto el cuenco como la nata tienen que estar muy fríos. Batimos con unas varillas hasta que empiece a ponerse cremosa. Añadimos poco a poco el azúcar y la cuajada, continuamos batiendo hasta que la mezcla esté bien espesa.
Esta crema es preferible que la preparemos una hora antes de utilizarla y la reservemos en el frigorífico.
Con un cuchillo afilado quitamos la capa superior del bizcocho y la desechamos, a continuación partimos el bizcocho en tres capas horizontalmente. Colocamos la capa inferior, con una brocha pastelera untamos la parte superior con el almíbar de Kirsch. Extendemos 1/3 de la crema chantilly sobre el bizcocho y la alisamos con una paleta. Esparcimos 1/3 de las cerezas troceadas sobre la crema.



Repetimos el proceso con la segunda capa.
Coronamos el pastel con la capa superior. Rellenamos una manga pastelera con boquilla en espiral con el resto de crema chantilly y la repartimos sobre la superficie del pastel con rosetas de crema. Añadimos las cerezas restantes.
Para preparar el glaseado de chocolate, ponemos un cazo de agua a hervir y en un cuenco ponemos el chocolate blanco a derretir al baño maria. Lo extendemos a la largo sobre el papel de acetato y guardamos el papel de acetato en el frigorífico para que se solidifique.


De la misma manera derretimos el chocolate negro. Sacamos el papel de acetato del frigorífico y vertemos el chocolate negro sobre el papel de acetato y lo alisamos inmediatamente con una paleta. Cuando el chocolate empiece a perder el brillo, (se vuelva mate), levantamos con cuidado el papel de acetato y envolvemos con él la tarta. Fijamos los extremos del papel para que no se mueva. Guardamos la tarta en el frigorífico.
Preparamos virutas de chocolate y terminamos de adornar la tarta.




Si quieres ver el resto de recetas participantes en este reto, pincha en este enlace.

Galletas de limón y semillas de amapola

marzo 16, 2019

Muchas veces nos quedan restos de masa de alguna otra preparación. este es el caso de estas galletas, solo añades unas semillas o frutos rojos o secos y tienes unas deliciosas galletas para compartir con tus amig@s y un buen café. Las semillas de amapola son muy consumidas por todo el mundo. Las semillas son energéticas, éstas se extraen del interior de la cápsula de la amapola y nos aportan vitamina B y ácido fólico. Se utilizan mucho en repostería y panadería, yo siempre las tengo en mi despensa.

Ingredientes:

60 gr de mantequilla
125 gr de harina
60 gr de azúcar
un huevo
la ralladura de un limón pequeño
una cucharada de semillas de amapola

Preparación:

Cortamos la mantequilla en taquitos, los ponemos en un recipiente con la harina y el azúcar. Desmenuzamos la mezcla con la punta de los dedos hasta conseguir una consistencia arenosa. Añadimos el huevo batido, la ralladura de limón y las semillas de amapola, mezclamos todo bien y formamos una bola con la masa, envolvemos en film transparente y la dejamos reposar en el frigorífico como mínimo una hora.


Precalentamos el horno a 180 grados.
Sobre la mesa de trabajo enharinada, extendemos la masa con el rodillo, cortamos con un cortapastas las galletas. Las colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal y horneamos entre 10 y 15 minutos, hasta que se doren.


Dejamos enfriar sobre una rejilla.
Se conservan muy bien en una caja metálica durante una o dos semanas.




Huevos fritos con sardinas y ajos tiernos

marzo 13, 2019


Este es un plato típico en todos los hogares de la región de Murcia, en mi casa mi madre lo cocinaba con frecuencia para mi padre que era su plato favorito. Es un plato fuerte de sabores muy contrastados.

Ingredientes para dos personas:

2 manojos de ajos tiernos
4 huevos
2 ñoras
4 sardinas de bota
aceite para freír
sal

Preparación:

Ponemos el aceite a calentar en una sartén y freímos en primer lugar los ajos pelados y partidos en trozos. Los sacamos y reservamos.
A continuación freímos las ñoras sin que lleguen a tostarse, las reservamos junto a los ajos.
Freímos los huevos y en una sartén aparte freímos las sardinas de bota.
Colocamos todo en el plato para servir.


Bizcocho de naranja y almendra sin gluten

marzo 10, 2019

El gluten es una proteína compleja que se encuentra en el grano de trigo, cebada, centeno y avena, así como en las variedades híbridas de estos cereales. Una de las claves para que el gluten provoque enfermedades es la incapacidad del ser humano para digerirlo completamente. Los fragmentos proteicos sin digerir son potencialmente tóxicos, ya que pueden ser detectados por el sistema inmunológico y desencadenar una reacción adversa.
El gluten puede provocar diferentes enfermedades, que se activan cuando el gluten es detectado por nuestros glóbulos blancos (defensas), algo que en condiciones normales no debería ocurrir. Según el tipo de reacción las enfermedades se pueden clasificar en estos grupos: Alérgicas, Autoinmunes y No alérgicas y no autoinmunes
Este mes las chicas del TS han propuesto cocinar una receta que además de ser TS no contenga gluten,  para intentar por un día ser celiacos o alérgicos al gluten. O imaginemos que tenemos cualquiera de las enfermedades que hemos mencionado antes y que tenemos que hacer un plato libre de gluten.
Con esta receta participo en el reto La cocina TS del mes de marzo de 2019, #singlutenTS.

Ingredientes:

200 gr de harina de repostería sin gluten (se puede sustituir por 100 gr de maicena y 100 gr de harina de almendras)
200 gr de azúcar
3 huevos
1 sobre de levadura sin gluten
50 mililitros de zumo de naranja
la ralladura de una naranja
50 mililitros de aceite
una pizca de sal

Ingredientes para la cobertura:

100 gr de chocolate postres
100 gr de nata
30 gr de mantequilla

Preparación:

Precalentamos el horno a 170 grados con calor arriba y abajo.
Engrasamos el molde donde vayamos a cocer el bizcocho.
En un cuenco, ponemos los huevos y el azúcar, los batimos con una màquina de varillas durante 5 minutos.


Añadimos el aceite, el zumo de naranja, la pizca de sal y la ralladura de naranja y removemos un par de minutos hasta que quede todo bien mezclado.
Tamizamos la harina y la añadimos junto con la levadura. Ahora con la ayuda de una espátula integramos toda la masa con cuidado.



Vertemos la masa en el molde y horneamos durante 45 minutos.


En cuanto podamos manipularlo lo desmoldamos y dejamos enfriar encima de una rejilla.
Preparamos la cobertura poniendo a derretir la nata con el chocolate postres, una vez que el chocolate este totalmente integrado con la nata le añadimos la mantequilla, y con esta crema cubrimos el bizcocho, regándolo por encima.







Cazuela de cordero a la paisana

marzo 07, 2019
 

Hay muchos otros nombres, además  de estofado y "guiso a la cazuela" para designar platos hechos a fuego lento, y también muchas carnes las que se pueden utilizar para este tipo de platos, que no tienen porqué estar cocinados con la carne mas cara.
El pescuezo es una de las piezas del cordero más gustosas además de ser también de las más económicas y que es ideal para este tipo de guisos. Como siempre vamos con prisas yo para este tipo de guisos suelo utilizar la olla rápida y el secreto para que salga bien es ponerle poco caldo. Animaros a cocinar este tipo de guisos que son muy reconfortantes.


Ingredientes:

Un kgr de pescuezo de cordero cortado en chuletas
2 puerros
400 gr de tomate en lata
250 gr de zanahorias
1 hoja de laurel
1 cucharadita de hierbas para cordero (mezclar a partes iguales mejorana, romero, tomillo y orégano)
1 diente de ajo machacado
250 gr de judías verdes
sal, pimienta negra
harina y aceite

Preparación:

Salpimentamos la carne y la pasamos por harina, la doramos en una sartén con aceite y reservamos.



En el mismo aceite, freímos las zanahorias y los puerros limpios y cortados en rodajas durante 10 minutos a fuego lento. 


Añadimos el tomate y freímos durante 5 minutos más.


Ponemos en la olla rápida la carne, el sofrito de la sartén, la hoja de laurel, las hierbas aromáticas, el ajo y las judías verdes cortadas a trocitos. Cubrimos de agua y cocemos  durante 20 minutos aproximadamente. 



Si hacemos la cocción en olla normal la mantendremos al fuego durante una hora aproximadamente, hasta que la carne esté tierna.
esta cazuela está mejor si se cocina con antelación.


Servimos caliente

ESPECIAL ESTA SEMANA

 
Copyright © La cocina de Catina. Diseñado con por Las Cosas de Maite