últimos Post publicados

Galletas de limón y semillas de amapola

marzo 16, 2019

Muchas veces nos quedan restos de masa de alguna otra preparación. este es el caso de estas galletas, solo añades unas semillas o frutos rojos o secos y tienes unas deliciosas galletas para compartir con tus amig@s y un buen café. Las semillas de amapola son muy consumidas por todo el mundo. Las semillas son energéticas, éstas se extraen del interior de la cápsula de la amapola y nos aportan vitamina B y ácido fólico. Se utilizan mucho en repostería y panadería, yo siempre las tengo en mi despensa.

Ingredientes:

60 gr de mantequilla
125 gr de harina
60 gr de azúcar
un huevo
la ralladura de un limón pequeño
una cucharada de semillas de amapola

Preparación:

Cortamos la mantequilla en taquitos, los ponemos en un recipiente con la harina y el azúcar. Desmenuzamos la mezcla con la punta de los dedos hasta conseguir una consistencia arenosa. Añadimos el huevo batido, la ralladura de limón y las semillas de amapola, mezclamos todo bien y formamos una bola con la masa, envolvemos en film transparente y la dejamos reposar en el frigorífico como mínimo una hora.


Precalentamos el horno a 180 grados.
Sobre la mesa de trabajo enharinada, extendemos la masa con el rodillo, cortamos con un cortapastas las galletas. Las colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal y horneamos entre 10 y 15 minutos, hasta que se doren.


Dejamos enfriar sobre una rejilla.
Se conservan muy bien en una caja metálica durante una o dos semanas.




Huevos fritos con sardinas y ajos tiernos

marzo 13, 2019


Este es un plato típico en todos los hogares de la región de Murcia, en mi casa mi madre lo cocinaba con frecuencia para mi padre que era su plato favorito. Es un plato fuerte de sabores muy contrastados.

Ingredientes para dos personas:

2 manojos de ajos tiernos
4 huevos
2 ñoras
4 sardinas de bota
aceite para freír
sal

Preparación:

Ponemos el aceite a calentar en una sartén y freímos en primer lugar los ajos pelados y partidos en trozos. Los sacamos y reservamos.
A continuación freímos las ñoras sin que lleguen a tostarse, las reservamos junto a los ajos.
Freímos los huevos y en una sartén aparte freímos las sardinas de bota.
Colocamos todo en el plato para servir.


Bizcocho de naranja y almendra sin gluten

marzo 10, 2019

El gluten es una proteína compleja que se encuentra en el grano de trigo, cebada, centeno y avena, así como en las variedades híbridas de estos cereales. Una de las claves para que el gluten provoque enfermedades es la incapacidad del ser humano para digerirlo completamente. Los fragmentos proteicos sin digerir son potencialmente tóxicos, ya que pueden ser detectados por el sistema inmunológico y desencadenar una reacción adversa.
El gluten puede provocar diferentes enfermedades, que se activan cuando el gluten es detectado por nuestros glóbulos blancos (defensas), algo que en condiciones normales no debería ocurrir. Según el tipo de reacción las enfermedades se pueden clasificar en estos grupos: Alérgicas, Autoinmunes y No alérgicas y no autoinmunes
Este mes las chicas del TS han propuesto cocinar una receta que además de ser TS no contenga gluten,  para intentar por un día ser celiacos o alérgicos al gluten. O imaginemos que tenemos cualquiera de las enfermedades que hemos mencionado antes y que tenemos que hacer un plato libre de gluten.
Con esta receta participo en el reto La cocina TS del mes de marzo de 2019, #singlutenTS.

Ingredientes:

200 gr de harina de repostería sin gluten (se puede sustituir por 100 gr de maicena y 100 gr de harina de almendras)
200 gr de azúcar
3 huevos
1 sobre de levadura sin gluten
50 mililitros de zumo de naranja
la ralladura de una naranja
50 mililitros de aceite
una pizca de sal

Ingredientes para la cobertura:

100 gr de chocolate postres
100 gr de nata
30 gr de mantequilla

Preparación:

Precalentamos el horno a 170 grados con calor arriba y abajo.
Engrasamos el molde donde vayamos a cocer el bizcocho.
En un cuenco, ponemos los huevos y el azúcar, los batimos con una màquina de varillas durante 5 minutos.


Añadimos el aceite, el zumo de naranja, la pizca de sal y la ralladura de naranja y removemos un par de minutos hasta que quede todo bien mezclado.
Tamizamos la harina y la añadimos junto con la levadura. Ahora con la ayuda de una espátula integramos toda la masa con cuidado.



Vertemos la masa en el molde y horneamos durante 45 minutos.


En cuanto podamos manipularlo lo desmoldamos y dejamos enfriar encima de una rejilla.
Preparamos la cobertura poniendo a derretir la nata con el chocolate postres, una vez que el chocolate este totalmente integrado con la nata le añadimos la mantequilla, y con esta crema cubrimos el bizcocho, regándolo por encima.







Cazuela de cordero a la paisana

marzo 07, 2019
 

Hay muchos otros nombres, además  de estofado y "guiso a la cazuela" para designar platos hechos a fuego lento, y también muchas carnes las que se pueden utilizar para este tipo de platos, que no tienen porqué estar cocinados con la carne mas cara.
El pescuezo es una de las piezas del cordero más gustosas además de ser también de las más económicas y que es ideal para este tipo de guisos. Como siempre vamos con prisas yo para este tipo de guisos suelo utilizar la olla rápida y el secreto para que salga bien es ponerle poco caldo. Animaros a cocinar este tipo de guisos que son muy reconfortantes.


Ingredientes:

Un kgr de pescuezo de cordero cortado en chuletas
2 puerros
400 gr de tomate en lata
250 gr de zanahorias
1 hoja de laurel
1 cucharadita de hierbas para cordero (mezclar a partes iguales mejorana, romero, tomillo y orégano)
1 diente de ajo machacado
250 gr de judías verdes
sal, pimienta negra
harina y aceite

Preparación:

Salpimentamos la carne y la pasamos por harina, la doramos en una sartén con aceite y reservamos.



En el mismo aceite, freímos las zanahorias y los puerros limpios y cortados en rodajas durante 10 minutos a fuego lento. 


Añadimos el tomate y freímos durante 5 minutos más.


Ponemos en la olla rápida la carne, el sofrito de la sartén, la hoja de laurel, las hierbas aromáticas, el ajo y las judías verdes cortadas a trocitos. Cubrimos de agua y cocemos  durante 20 minutos aproximadamente. 



Si hacemos la cocción en olla normal la mantendremos al fuego durante una hora aproximadamente, hasta que la carne esté tierna.
esta cazuela está mejor si se cocina con antelación.


Servimos caliente

Quesadillas de pollo

marzo 05, 2019

Este mes el reto Cooking The Chef ha elegido un Chef poco mediático, no por ello menos interesante, Cristina Martinez.
Cristina nació en Capulhuac (México), allí en su pueblo, existía una técnica ancestral de hacer la barbacoa de chivo que dominaba su padre. 
Intentó cruzar la frontera 2 veces y cuando lo consiguió se instaló en Philadelphia (Pennsylvania). Allí conoció al que sería su marido, (Benjamin Miller) sin hablar inglés ella, sin hablar español él.

Ella abrió el restaurante South Philly Barbacoa dónde hace la barbacoa de Borrego que aprendió de pequeña. Tampoco fue fácil conseguir ingredientes de su pueblo, pero con el tiempo consiguió de los productores locales que le trajeran las pencas de Maguey, imprescindibles para la barbacoa. También ha conseguido plantar semillas de maíz de Chiapas que ella se trajo, e incluso las comercializa.
Su éxito fue rápido y espectacular. Al mismo tiempo gracias al trabajo de una periodista y unos podcast dónde se hablaba de su vida, su fama fue subiendo como la espuma. Cristina y Bill han creado La Alianza Popular por los Derechos de los Trabajadores Indocumentados, para proteger a todos esos trabajadores ilegales que se encuentran en su misma situación.
Ha roto tanto los esquemas que ha conseguido también la preparación de la barbacoa halal, presente en su menú. Tuvo un segundo local, que abrió su hijo Isaías, El Compadre, pero lo cerró en 2017 cuando murió su hijo. Su local fue nombrado Mejor Nuevo Restaurante de Estados Unidos en 2016.




La quesadilla es un plato mejicano que consiste en una tortilla de maíz o de trigo que dependiendo de la región puede estar rellena de queso o de otros ingredientes, y que se come caliente. Con esta receta participo en el reto Cooking The Chef  del mes de marzo de 2019.

Ingredientes:

8 tortillas de harina grandes
3 pechugas de pollo troceadas pequeñito
un paquete de queso cheddar rallado
un queso mozzarella
una ramita de perejil
una cebolla roja picada
salsa barbacoa
aceite de oliva
sal
salsa guacamole para acompañar

Preparación:

Sofreímos la cebolla en un poco de aceite, cuando esté transparente, añadimos el pollo y sofreímos hasta que lo veamos hecho. Incorporamos la salsa barbacoa (al gusto) y removemos.




Precalentamos el horno a 180 grados.
En el plato que vayamos a servirlo, ponemos una tortilla y la cubrimos con mozzarella cortada en lonchas, mezcla de pollo y perejil y el queso cheddar.



Tapamos con otra tortilla y lo horneamos durante 5 minutos. Así procederemos con el resto de tortillas.
Las cortamos en triángulos y las servimos acompañadas de guacamole.


Tarta mariposa

marzo 02, 2019


Tartas insuperables, rellenas de mermelada, cremas, merengue o chocolate, no hay postre que pueda competir con una buena tarta ¿o sí?. Surgieron de la imaginación, el acierto, la casualidad o el quehacer diario de los obradores de antaño. Esta tarta con forma de mariposa ha salido de uno de los muchos libros de Repostería que tengo y es la muestra de que con muy poco trabajo, podemos hacer una tarta muy vistosa y económica perfecta para un cumpleaños. A los niños les encanta.

Ingredientes para el bizcocho:

4 huevos
120 gr de azúcar
120 gr de harina
una pizca de sal

Ingredientes para el relleno y decoración:

250 gr de mermelada de melocotón o albaricoque
25 gr de coco rallado o chocolate rallado
sirope de chocolate
lacasitos
4 bastoncitos de chocolate
2 barritas de regaliz

Ingredientes para la cobertura:

150 gr de chocolate blanco
150 gr de nata para montar

Preparación:

Preparamos un molde cuadrado de 22 centímetros untándolo de mantequilla o spray. 
Precalentar el horno a 180 grados arriba y abajo.
Separamos las yemas de las claras en dos cuencos. Batimos las yemas con el azúcar con las varillas durante 5 minutos.
Añadimos una pizca de sal a las claras y las montamos a punto de nieve. Incorporamos las claras al cuenco de las yemas con ayuda de una espátula y con movimientos envolventes. Añadimos la harina tamizada y mezclamos suavemente.
Vertemos la masa en el molde y la horneamos durante 20 minutos. Sacamos del horno y cuando esté templado, lo desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando esté frío lo partimos en dos o tres láminas. Podemos utilizar bizcochos precocinados de los que se encuentran en los supermercados. Lo partimos en diagonal y después cortamos las esquinas de los dos triángulos formados.



Rellenamos por el centro con mermelada y volvemos a superponer las capas de bizcocho.




Reservar una cucharada de mermelada. Ponemos el resto de mermelada a calentar en un cazo a fuego lento y con ella untamos los laterales del bizcocho, pero no los cortes que hemos hecho.
Rebozamos bien con el coco o el chocolate rallado los lados untados con la mermelada.
Untamos los lados cortados con mermelada derretida. Ponemos las dos partes sobre la bandeja en la que vayamos a servir disponiéndolo junto con las dos esquinas también cortados de manera que forme las alas de una mariposa. Colocamos los bastoncitos de chocolate en el centro entre las dos piezas grandes unos encima de los otros simulando el cuerpo de la mariposa, después apretar las dos "alas" contra los bastoncitos de chocolate para que queden bien pegados.
Calentamos la nata y el chocolate sin que llegue a hervir, mezclamos bien hasta ver que el chocolate está derretido por completo, dejamos templar hasta que esté casi frío y cubrimos con cuidado las superficies de las alas para que no chorree por los laterales.
Ponemos el sirope de chocolate en una manga pastelera con una boquilla fina y vamos haciendo líneas paralelas a lo largo de las alas.


Utilizando un palillo, hacemos unas líneas perpendiculares a las marrones, para darle un aspecto de "plumas", como se aprecia en las fotos.


Dos horas antes de servir la tarta, calentamos la cucharada de mermelada reservada y untamos un poco en los lacasitos, pegándolos de este modo a la tarta por los bordes superiores. Ponemos las dos barritas de regaliz de modo que parezcan las antenas, curvándolas un poquito en el extremo.
Una vez terminada la tarta no meterla en el frigorífico, pues los lacasitos se humedecen y pierden el color y afean la tarta.





ESPECIAL ESTA SEMANA

 
Copyright © La cocina de Catina. Diseñado con por Las Cosas de Maite