Crostata



La crostata es una tarta italiana que se toma como postre con un relleno de mermelada, que puede sustituirse por frutas, crema pastelera, etc.
Este mes la propuesta la ha hecho Toni Semper del blog Que se cuece en mi cocina. A pesar de que este mes el desafío ha sido facilito, yo he tenido un pequeño accidente, se me cayó al sacarla del horno y he estado a punto de utilizar un comodín, pero al final decidí repetirla, porque la pinta que tenía era tan buena que no podíamos quedarnos sin probarla. Tengo que deciros que con la segunda, me quemé la mano al sacarla del horno.
Con esta receta me han pasado cosas que no son normales que me sucedan.
Para decorar la receta he utilizado un mantel de La Pajarita
Con esta receta participo en el reto Desafío en la Cocina del mes de noviembre de 2018.


Ingredientes:

250 gr de harina
125 gr de mantequilla a temperatura ambiente
2 cucharadas de agua muy fría
2 huevos (uno para pintar)
una pizca de sal
50 gr de azúcar
un bote de mermelada de cerezas

Preparación:

En un bol, formamos un volcán con la harina, el azúcar, la pizca de sal, la mantequilla a temperatura ambiente cortada en trocitos, el huevo y las dos cucharadas de agua fría. Empezamos a trabajar la masa rápidamente para que la mantequilla no se derrita demasiado, hasta obtener una masa de consistencia adecuada. 


Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en film transparente y la dejamos en el frigorífico durante una hora.


Precalentamos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo.
A continuación, extendemos la masa con un rodillo sobre un papel de horno, dejándola lo más fina posible. Untamos el molde que vallamos a utilizar con aceite (en mi caso un molde desmoldable de 20 centímetros de diámetro) y lo forramos por el interior con la masa apretando delicadamente para que se adhiera al fondo y a los bordes, sin aplastar. 



Recortamos la masa sobrante y cubrimos con la mermelada de cerezas, nivelamos bien con una cuchara.
Con la masa sobrante, la extendemos con el rodillo y hacemos tiras  que colocaremos sobre la tarta en forma de red. 


Horneamos la tarta durante 50 minutos aproximadamente. La dejamos enfriar.




Si quieres ver el resto de recetas participantes en este reto, pincha en este enlace




Si te ha gustado, comparte:

5 comentarios :

  1. Espectacular. Desde luego ese enrejado y los bordes, llaman la atención por si solos, Catina. Yo quise adaptar la receta para hacerla lo más pequeña posible, y por eso no pude usar mi molde curvo como el tuyo, que pena, hubiera quedado preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Una tarta extraordinaria , a pesar de todas las calamidades que tuviste que pasar , seguro que disfrutasteis con ella . Un beso

    ResponderEliminar
  3. Despues de tantos incidentes, te ha quedado estupenda!! hay días que tenemos mala pata, yo acabo de chafarme un dedo con el pelador de patatas...y siempre estoy quemada por algún lado con el horno...gajes del oficio!!Bs.

    ResponderEliminar
  4. Bueno al final mereció la pena!!!Porque te quedo francamente estupenda. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Catina, hija, pobre. Espero que estés bien después de tantas faenas.Te ha quedado divina. Yo las hago mucho y a veces solo rellena de Nutella... una cosa bárbara. Estas tartas italianas son muy normales de encontrar en cualquier casa italiana. Nos sirven para gastar los fruteros algo feos.. ja ja ja
    Muchos besos

    ResponderEliminar

ESPECIAL ESTA SEMANA

 
Copyright © La cocina de Catina. Diseñado con por Las Cosas de Maite