viernes, 23 de enero de 2015

Flan de café y huevo

El flan se remonta a la época del imperio romano, es un postre que suele prepararse con huevos, leche y azúcar. Se cuecen al baño maría y al cuajarse toman la forma del molde, adquiriendo una textura ligera, gelatinosa y cremosa.
Se pueden aromatizar con vainilla, cascara de limón, canela, etc, hay una gran variedad de sabores. El que os traigo hoy es de café, el sabor favorito de mi yerno Ramón, espero que os guste.


Ingredientes:

450 ml de  leche
60 ml de café fuerte (yo he utilizado nesspreso de intensidad 10)
4 huevos
60 gr de azúcar
una cucharadita de vainilla

Ingredientes para el caramelo:

100 gr de azúcar
una cucharada de agua
una cucharada de oporto

Preparación:

Preparamos el caramelo poniendo el agua y el azúcar en una sartén a fuego medio, cuando coge un color dorado, añadimos el oporto, removemos y con este caramelo cubrimos el fondo de los moldes.


Hacemos el café, ponemos la lecge a calentar y cuando empieza a hervir añadimos el café y apartamos del fuego.
Precalentar el horno a 160 grados.
En otro recipiente batimos los huevos con el azúcar y la vainilla.


Sin dejar de remover, vamos echando la leche que tenemos mezclada con el café poco a poco.


Echamos la preparación en los moldes que hemos preparado y los ponemos en una fuente de horno con agua caliente hasta media altura.


Horneamos durante 40 minutos y para comprobar si están bien cocidos pinchamos con un palillo.
Dejamos enfriar y metemos en el frigorífico. Para servir adornamos con unas hojas de menta y unos granos de café.


Con este postre podemos tomar un café, una copa de licor o de cava, al gusto de cada uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario