lunes, 1 de septiembre de 2014

Patatas a la importancia

Hola, ya estoy de vuelta, como os dije volvía en nada y con las pilas cargadas para seguir poniendo recetas tradicionales y ricas para seguir sorprendiendo. Ah también os recuerdo que un blog se alimenta de vuestros comentarios, así que los espero, que mi blog pasa mucha hambre.
He vuelto con una receta importante, "patatas a la importancia", una receta sencilla y tradicional que está buenísima.



Ingredientes:

4 patatas medianas
1 cebolla grande
1 diente de ajo
1 hoja de laurel
2 cucharadas de perejil picado
2 vasos de caldo de pescado o de verduras
250 gr de almejas
6 cucharadas de aceite de oliva
sal, pimienta .

Para rebozar:

2 huevos, harina y aceite para freír

Preparación:


Precalentar el horno a 180 grados. Pelar y picar finamente la cebolla y el ajo. Poner a calentar el aceite en una cazuela, echar la cebolla, el ajo y el perejil y sofreír a fuego lento hasta que la cebolla esté transparente. Añadir una cucharadita de harina , mezclar bien removiendo con una cuchara , incorporar el laurel y el caldo. Dejar hervir a fuego lento 5 minutos y salpimentar .
Pelar las patatas, lavarlas, secarlas con papel de cocina y córtalas en rodajas finas para que se hagan por igual. Salpimentarlas. Batir los huevos en un cuenco y poner harina en otro. Pasar las rodajas de patatas por harina y huevo y freírlas en una sartén con abundante aceite hasta que se dore el rebozado. Dejarlas escurrir sobre papel de cocina. Poner las patatas en una fuente de horno y cubrirlas con el caldo que has preparado. Meter al horno durante 20 minutos o hasta que estén blandas. Lavar las almejas, que las hemos tenido en agua con sal un buen rato. Sacar la fuente del horno,  repartir por encima las almejas, tapar con papel de aluminio y meter de nuevo al horno durante 3 minutos.  Sacar del horno y servir caliente.


A este esplendido plato debemos acompañarlo con vino blanco fresquito.


1 comentario:

  1. Estaba buscando que hacer de comer hoy y me he encontrado esta maravilla que hace siglos que no pruebo. Asi que, manos a las patatas! :)

    ResponderEliminar