martes, 8 de diciembre de 2015

Sopa de mejillones

Las sopas son reconstituyentes y como todos los platos calientes, saciantes. Son de fácil digestión y al añadir un ingrediente como los mejillones, las sopas se enriquecen en proteínas de alto valor nutritivo, presentes en los pescados y mariscos. 
Esta sopa de mejillones es muy ligera de tomar como primer plato. Si queréis darle algo más de consistencia y convertirla en plato principal, añadir un poco de arroz.


 Ingredientes:

Un kgr de mejillones
una cebolla
4 cucharadas de aceite
3 dientes de ajo
2 puerros
un tomate hermoso
un clavo
un ramito de perejil
una hoja de laurel
una cucharada de harina
un pellizco de pimienta 
azafrán
un litro de caldo de pescado

Preparación:

Limpiar bien los mejillones y abrirlos al vapor en una cazuela con un poco de agua (es suficiente con que cubra el fondo de la cazuela).


Retirar la carne de las mejillones y reservar. Guardar alguna de las conchas para decorar el plato. El líquido de la cocción lo colamos y lo reservamos.


Cortar finamente la cebolla y la parte blanca de los puerros. Rehogarlas en el aceite junto a los ajos enteros hasta que comiencen a tomar color. Añadir los tomates pelados y cortados en trozos, sofreír unos cinco minutos.


Añadir la harina y rehogar un minutos más. Agregar un litro de caldo de pescado y el jugo de la cocción de los mejillones que tenemos reservado. Condimentar con el clavo, la hoja de laurel, la pimienta y el azafrán y el perejil picadas.
Dejar hervir a fuego moderado durante 15 minutos. Incorporamos la carne de los mejillones y dejamos hervir un par de minutos más.


5 comentarios:

  1. Yo no soy muy de mejillones, pero viendo el color tan rico que tiene ese caldo, no me importaría probarlo. :)

    ResponderEliminar
  2. Que rica esta sopa Catina, muy reconfortante!! Bs.

    ResponderEliminar
  3. muy buena la sopa !!en este tiempo siempre apetece un buen plato
    besitos

    ResponderEliminar